domingo, 3 de abril de 2011

Japón y EEUU agregan presión

El desastre nuclear japonés ha puesto fuera de concurso por varios años a la energía nuclear.
La contaminación a pasturas y aguas oceánicas afecta a la producción de leche, carne y arroz. El pescado y los mariscos, están también alejados de los consumidores.
Es decir, por un buen tiempo más, los 130 millones de japoneses dependen mucho más de la carne importada.
Pero el rodeo vacuno de Oceanía está limitado, el de EEUU está en el nivel más bajo desde 1958, y en realidad en todo el mundo la expansión de la agricultura ha limitado la producción de carne.

Más etanol menos maíz
Por otro lado, el 31 de marzo el Departamento de Agricultura de EEUU mostró que las reservas de EEUU están 15% más bajas que un año atrás y que a setiembre serán cero si no se racionan.
La consecuencia es que los precios de los granos han dado un nuevo salto y las necesidades de alimentos siguen subiendo.
Además el petróleo se ha estabilizado por encima de los 100 dólares por barril, porque justamente el caos de Medio Oriente que motivó la escasez y alto precio de los alimentos ha dejado fuera del mercado al petróleo de Libia.
La perspectiva de restricciones en alimentos y energía cada vez más intensas se ve confirmada al empezar abril. Las inestabilidades políticas que traiga, especialmente en el mundo árabe, serán noticia durante todo este año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario